menu Menú
Guillermo Galli
Guillermo Galli
Página anterior Página anterior Siguiente página Siguiente página

Usura eterna

Es película hijo, no hay nadie tan malo en la vida real

La eternidad es un concepto que pregona aquel que no le alcanzan veinte años para pagar un crédito hipotecario.     Cuando el banquero preguntó a qué plazo solicitaba el crédito, el solicitante respondió:     —De aquí a la eternidad.     —El plazo máximo es a veinte años, señor.     —¿Pero qué son veinte años? Ya lo dijo Gardel «que […]

Continuar leyendo


Reconociendo almas gemelas

Trucos y consejos que son la envidia de la Cosmopolitan

El reconocimiento de almas gemelas no es un arte, hay indicios claros y contundentes que cualquiera puede captar con un poco de buena disposición. En general las almas gemelas suelen encontrarse en lugares públicos, se confunden con el resto de la gente, pero sólo en apariencia. Hay que saber mirar. Si usted viaja en colectivo fíjese en […]

Continuar leyendo


Uno de suegras

Navidad del '93

Contar chistes de suegras con las suegras a seis metros de distancia era un evento anual. Se daba el hecho en navidad, cuando coincidíamos los hermanos, los primos, los maridos de las primas y algún otro que se prendía al grupo como el polvillo a la pantalla del televisor, por efecto de la estática. Es […]

Continuar leyendo


Último mate de Cristóbal Colón

Somos los porteños. ¿Y usted quién es?

Fue así. Cuando Colón llegó a América no desembarcó en Santo Domingo, sino a orillas de un río ancho que años después bautizarían “De la Plata”. Y no se encontró con indios emplumados ni con cacatúas multicolores, sino con una raza de nostálgicos engominados que se hacían llamar “los porteños”, a quienes ya describía Platón, al igual […]

Continuar leyendo


Utopías

Pasó veintidós años contando granos de arena en la playa de San Clemente

Se había puesto como meta llegar hasta el final del arco iris, donde dicen que hay una olla repleta de monedas de oro. Tras siete años desistió, al darse cuenta, confesó luego, que la búsqueda de las monedas de oro era una meta puramente material, que la codicia desacralizaba la causa y le quitaba el […]

Continuar leyendo


Mimi en la cocina

cuando mi voz salió al aire, yo mismo estuve en toda la ciudad

Me acuerdo que una vez llamé a un programa de radio, eran las dos de la mañana. Opiné una insensatez sobre el partido del domingo y ya está, eso fue todo. Al rato me puse a pensar: cuando mi voz salió al aire, yo mismo estuve en toda la ciudad (y en cada rincón) como […]

Continuar leyendo


Espejito, espejito

Hay espejos honestos y de los otros

Espejito, espejito, ¿quién es la más bella del reino? Y el espejo no siempre contestaba favorablemente, pero que era sincero era sincero. Un caso de espejo honesto.      Yo tuve uno ante el cual me afeitaba mal y me peinaba en forma desprolija, así y todo el espejo siempre me mentía:     —Quedáte tranquilo que estás bien. Andá […]

Continuar leyendo


Sueño imposible

Todos acá por favor

«Noche de paz, noche de amor, todos acá por favor» Luca Prodan Noche buena en la casa de la abuela. Son pocos alrededor de la mesa redonda que sacaron al patio. Sobre las cabezas cuelgan las lucecitas de colores que puso el tío José, siempre entusiasta de esos artificios que dice le dan magia a […]

Continuar leyendo


Artilugios

Conmovido y escandalizado dijo el mago: — ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oooh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Ooh! ¡Oh! ¡Ooooh! ¡Magia! — ¡Oh no! ¡No! ¡no, no, no! ¡No! No no no no ¡No! ¡No es magia! — respondió la señorita, conmovida y escandalizada. Esto pasó cuando la señorita Mangierini sacó su celular, oprimió el altavoz, marcó el […]

Continuar leyendo


El ayudante

Una cápsula de 21 gramos

— ¿Y cómo me doy cuenta cuando terminó el proceso? — Cuando el visor de abajo cuente veintiún gramos menos que el visor de arriba. El visor de arriba te muestra el peso inicial, ¿ves? El de abajo el peso final. — O sea que si esta mujer pesa 60 kilos… — …después del proceso […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up