menu Menú
Dependencia
Cosas que hacen los genios
Manises Anterior La pelambre Siguiente

Y Aladino, contento por los deseos que se le cumplían con sólo pedirlos, sintió compasión por el genio de la lámpara y decidió pedir otro deseo.

– Deseo, buen genio, que puedas cumplir un deseo para ti y sólo para ti. Adelante, concédete un deseo.

– Escucho y obedezco – dijo el genio.

Seis o siete siglos después, el genio aún recuerda ese día como el que dejó de trabajar en relación de dependencia.

(c) Guillermo Galli.-

Cuentos


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

keyboard_arrow_up